Septiembre es el mes de la vuelta al cole para peques, pero también para mayores.

 

Las revisiones oftalmológicas periódicas te ayudan a detectar problemas oculares a tiempo, además de realizar un seguimiento de tus problemas refractivos para graduar de nuevo tus lentes o decidir dejarlas por fin a un lado gracias a la cirugía refractiva.

 

Si ya estás anotando en la agenda los planes que te esperan con la vuelta al cole, no olvides tu revisión ocular y la de tu familia.

 

 

 

Revisiones oftalmológicas para los peques antes de la vuelta al cole

 

Los niños pequeños que ven mal no tienen la capacidad de comunicarlo simplemente porque no lo saben.

 

Revisar la vista de tus hijos antes de que comience el nuevo curso escolar es importante para detectar problemas de visión que pueden influir en sus resultados académicos.

 

Además, después de la exposición al sol, la arena y el cloro de la piscina durante las vacaciones pueden aparecer problemas oculares que se reflejan en ojos secos e irritados y sensación de picor.

 

Así, en una revisión ocular rutinaria, el oftalmólogo detectará cualquier alteración para pautar el tratamiento más adecuado y mantener la correcta salud visual de tus hijos.

 

¿Te estás preguntando cuál es la edad indicada para realizar la primera revisión? Si no hay síntomas que indiquen que el niño tiene un problema de visión, se aconseja que la primera revisión tenga lugar en torno a los 3 años de edad. Esta primera revisión a los 3 años tiene como objetivo descartar el ojo vago y otros problemas refractivos, como la miopía o la hipermetropía.

 

La revisión periódica antes de la vuelta al cole tiene el fin de controlar la vista del niño con fines preventivos, de modo que se detecten aquellos problemas que pueden redundar en un mal rendimiento académico.

 

 

 

Revisiones oftalmológicas para los mayores tras las vacaciones

 

Si ya has tomado nota de la importancia de llevar a los peques a su correspondiente revisión oftalmológica, tú no deberías aplazar la cita.

 

La prevención es esencial para evitar problemas oculares, ya que en verano es frecuente que aparezcan daños superficiales en la córnea o conjuntivitis.

 

Además, un examen oftalmológico completo y periódico permite controlar la evolución de la graduación de la vista según tu caso, ya sean problemas refractivos, vista cansada o la detección temprana de las cataratas.

 

Así, el oftalmólogo determinará si es necesario que cambies tus gafas habituales o las lentes de contacto.

 

O, también puedes aprovechar tu revisión previa a la incorporación al trabajo para decidir por fin dejar atrás las molestas gafas gracias a la cirugía refractiva.

 

Si llevas tiempo pensando en intervenir tu problema de miopía, hipermetropía o presbicia, tal vez este sea el momento de tomar la decisión final y ganar en calidad de vida.

 

Recuerda que la cirugía refractiva soluciona tus problemas sin que tengas que quedar ingresado, ya que es una intervención ambulatoria.

 

 

 

En Ophthalteam cuentas con un equipo de profesionales que ofrecen atención integral para ti y tu familia.

 

La vuelta al cole es el momento idóneo para las revisiones oftalmológicas de tus hijos y de toda la familia y para corregir definitivamente tus problemas refractivos. Solicita consulta antes de comenzar el nuevo curso.