Rotura de capilares en los ojos, causas y tratamiento

Nuestros ojos están llenos de unos diminutos vasos sanguíneos. Una red delicada que, al desgarrarse, genera una evidente pérdida de sangre que se traduce en pequeñas manchas rojas por el globo ocular.

La rotura de capilares en los ojos, suele ser un pequeño problema sin mucha importancia. Sin embargo, en algunos casos puede derivar en afecciones más o menos leves que deben ser tratadas.

El ojo se enrojece cuando se rompen lo capilares muchas veces por estornudos o esfuerzos físicos. También podría deberse a un aumento de la presión arterial por eso debemos estar atentos si el enrojecimiento nos preocupa acudir al médico.

En los casos más graves, la rotura de capilares pueden ser señal de conjuntivitis o glaucoma, pero no suele ser muy habitual que esto pase.

El pequeño derrame genera leves molestias como sensación de cuerpo extraño o irritación en el ojo que pueden controlarse con lágrima artificial.

La rotura de capilares en el ojo, también se conoce como hemorragia subconjuntival. Se caracteriza por la aparición una mancha roja de sangre bajo la conjuntiva ocular.

La conjuntiva es una membrana muy fina que recubre el ojo, transparente, elástica que tapa la esclerótica, la parte blanca de los ojos. Ésta protege los ojos y lubrica la zona corneal. Cuando se produce una lesión, o un esfuerzo que detonan una pequeña hemorragia es porque alguno de los vasos sanguíneos de la pequeña capa protectora se ha roto.

Causas de la rotura de capilares en los ojos

La rotura de capilares en los ojos se caracteriza por la aparición de manchas rojas de sangre bajo la conjuntiva ocular. La sangre se aloja en la zona anterior del ojo y es muy difícil que llegue a la córnea que es donde podría originar más problemas.

  1. Esfuerzo físico
  2. Estornudos
  3. Presión sanguínea alta
  4. Hipertensión
  5. Anticoagulantes
  6. Pequeñas lesiones

La mayor parte de las veces la rotura de capilares en los ojos producen pequeñas hemorragias sin mucha importancia. Sin embargo, vale la pena realizarse una revisión con el oftalmólogo para descartar afecciones más graves.

rotura de capilares en los ojos Rotura de capilares en los ojos, causas y tratamiento

 

Tratamiento de la rotura de capilares en los ojos

Al tratarse de una patología considerada como “no peligrosa” no existe un tratamiento farmacológico como tal. Lo que sí se recomienda es revisar la presión arterial siempre que se padezca un derrame ocular de estas características. Sería lo único de lo que preocuparse en estos casos.

El derrame y la rotura de capilares en los ojos junto con la pequeña mancha de sangre suele desaparecer por sí solo en un plazo de entre 8 y 10 días. A veces, si la mancha es grande, podría tardar hasta un mes. Conviene tener paciencia y estar tranquilo pues no se debería alarmarnos demasiado.

Podría ser que la mancha y la irritación aumentasen de tamaño en las primeras horas. Si esto ocurre, no hay que alarmarse, que finalmente la pequeña hemorragia terminará siendo reabsorbida.

De todos modos si el el sangrado es recurrente o muy exagerado, recomendamos acudir al oftalmólogo de inmediato.

Al final es el profesional quien podrá evaluar como es debido los factores de riesgo. Tu oftalmólogo en Madrid también sacará conclusiones gracias a la historia clínica del paciente para dar con un diagnóstico fiable y el tratamiento más adecuado en cada caso.

Prevenir un capilar roto

Siempre se puede identificar la causa si tenemos capilares rotos, el sangrado en el ojo es un trastorno hemorrágico y no existen medicamentos anticoagulantes que puedan ayudar. Siempre hay que consultar al oftalmólogo para informarte de las medias que debes tomar para prevenir que se produzca una hemorragia subconjuntivial.

En caso de que necesites frotarte los ojos, tienes que hacerlo de forma suave para evitar traumatismos menores que puedan afectar a la zona ocular y causar una rotura mayor de capilares en los ojos.

Si tenemos una fuerte irritación en el ojo, podría ser que el oftalmólogo nos recomiende algún tipo de gotas. Las lágrimas artificiales van muy bien para limpiar, lubricar nuestro ojo y sanearlo. No obstante, ante cualquier síntoma, lo ideal es acudir a tu consulta oftalmológica de confianza.

Que es la queratoconjuntivitis 1024x683 Rotura de capilares en los ojos, causas y tratamiento

¿Es algo normal tener venas rojas en los ojos?

Seguramente te has mirado al espejo y hayas notado las venas rojas en los ojos, esto tiene una sencilla explicación. La conjuntiva es el único tejido superficial en el que se pueden percibir los vasos a simple vista, estos pueden expandirse debido a un proceso vasodilatador por una inflación y causa la aparición de venas rojas.

Las venas pueden tener 2 orígenes dependiendo por donde circulen, ya sea por las Ramas posteriores y Arterias ciliares anteriores.

En un ojo normal, se pueden ver vasos superficiales a simple vista de un color rojo, bien definidos y con ramificaciones que se detienen justo antes de llegar al limbo.

Los vasos sanguíneos que se tienen en los ojos se mueven debido al movimiento de la conjuntiva y aplicando un vasoconstrictor tópico se puede ver el blanco de la zona hiperémica. Estas venas rojas se dilatan en enfermedades oculares como la conjuntivitis.

Consideramos a los vasos anteriores como una derivación de las arterias ciliares, que se pueden dilatar por la escleritis, cuerpo extraño, glaucoma … apareciendo como un ojo rojo. No son susceptibles a la vasoconstricción por medicamentos o por el movimiento de la conjuntiva.

El ojo rojo es un síntoma de la inflamación de las venas rojas, en estos casos es necesario consultar con un oftalmólogo que pueda valorar la urgencia y planificar un tratamiento acorde a la urgencia.

Posts Relacionados