Sí, la presbicia o vista cansada no solo se puede operar sino que ganarás calidad de vida con la intervención.

 

Si desde hace tiempo notas que te cuesta enfocar los objetos cercanos, y que tiendes a alejar los libros y el móvil para leer los mensajes, este es uno de los primeros síntomas de la vista cansada.

 

La solución para lidiar con este problema asociado a la edad pasa por utilizar lentillas, lentes progresivas de elevado coste o, en algunas ocasiones, gafas para lejos y otras para cerca.

 

Como ves, una dependencia que disminuye la calidad de vida y que se puede operar.

 

 

¿Qué es la presbicia?

 

Comúnmente conocida como vista cansada, la presbicia es un problema ocular asociado al envejecimiento, ya que todos la padecemos en mayor o menor grado en torno a los 40 o 45 años de edad.

 

Con el paso del tiempo, el cristalino pierde elasticidad y su capacidad natural para enfocar con la rapidez y la proximidad de la juventud.

 

No obstante, hay que tener en cuenta que este problema se está advirtiendo cada vez más en pacientes jóvenes por la exposición constante a las pantallas de ordenador, tablets y móviles.

 

En definitiva, la presbicia es un problema al que todos tendremos que enfrentarnos en un futuro porque va unido a la edad.

 

 

Síntomas de la presbicia

 

Como te adelantábamos antes, un primer síntoma es el acto reflejo de alejar un libro o el móvil para leer con claridad ante la pérdida de elasticidad del cristalino.

 

De hecho, esta dificultad para enfocar los objetos cercanos puede provocar dolor de cabeza, enrojecimiento de ojos, lagrimeo y visión borrosa.

 

Unos síntomas que pueden confundirse con los de la fatiga visual, pero cuyo origen es diferente.

 

 

¿Cómo se corrige la presbicia?

 

El oftalmólogo será quien valores cada caso par determinar el tipo de operación más adecuada para el paciente, ya que depende de su edad, del estado del cristalino y de los problemas refractivos previos.

 

Tratamiento con láser

Este tratamiento es muy similar al utilizado para corregir los problemas refractivos: miopía, hipermetropía y astigmatismo.

 

Intervención con lente intraocular

Consiste en sustituir el cristalino por una lente intraocular diseñada específicamente para el paciente. Ya que, además de la presbicia, también se puede corregir su problema de hipermetropía y miopía.

 

Las lentes correctoras de la presbicia son:

 

  • Multifocales para recuperar el rango de visión completo sin necesidad de usar gafas, ya que se mejora la visión en los tres planos de enfoque: lejos, cerca y media distancia.

 

  • Acomodativas, con las que se consigue habitualmente una buena visión lejana y para distancias medias, precisando gafas de baja graduación para visión cercana.

 

Finalmente, la sustitución del cristalino por la lente intraocular evita la aparición futura de cataratas en los más jóvenes. Y, a la inversa, las personas de edad avanzada que precisen una operación de cataratas pueden aprovechar para corregir la presbicia.

 

 

En Ophthalteam te ofrecemos la posibilidad de solucionar la vista cansada mediante una intervención rápida. Consulta nuestra financiación y gana en calidad de vida.