Soluciones para las patas de gallo

Las patas de gallo son el primer signo de envejecimiento en el rostro de una persona adulta. Se trata de arrugas horizontales que se encuentran en la zona de los costados de ambos ojos. Al contrario de lo que tendemos a pensar, son arrugas finas y suaves en los inicios, pero los años pasan para todos y por tanto, pasan a tener un mayor calado. ¿Cuándo percibimos las patas de gallo? Pues cada vez que sonreímos o cuando entrecerramos los ojos.

Otros de los factores por lo que su aparición es algo importante es debido al sol. Si nuestra cara permanece muchas horas al sol, la piel tiende a resecarse además de mermar el colágeno y la elastina, lo que conlleva la llegada de las patas de gallo. Las recomendaciones que damos al respeto, es hidratar la piel ante la exposición solar y optar por gafas de sol para resguardar el rostro. Además, el humo del tabaco también afecta directa y negativamente a su aparición. Entonces, ¿qué soluciones quirúrgicas tenemos al respecto? A continuación, vamos a exponer cada una de ellas.

Infiltraciones de ácido hialurónico para las patas de gallo

Los tratamientos profesionales que ofrecemos en Ophthalteam ante las patas de gallo son mediante al ácido hialurónico y toxina botulínica (botox). Estos son los que se utilizan con mayor frecuencia. Sin embargo, también contamos con los peelings químicos y la blefaroplastia. Es conveniente que los pacientes tengan en cuenta, que podemos aplacarlas por medio de cosméticos y recetas caseras, pero, lo cierto es que con el envejecimiento van a estar siempre presentes. Lo queramos o no, las patas de gallo, van a formar parte de nuestras vidas.

El ácido hialurónico se emplea para diversos tratamientos estéticos. La piel pierde firmeza y necesitamos productos para que nuestro rostro siga teniendo un aspecto joven y renovado. Como hemos comentado anteriormente, las patas de gallo son uno de los símbolos del paso del tiempo en el rostro de los adultos. Gracias a las inyecciones de ácido hialurónico, en una sesión de tan solo 30 minutos, conseguimos los resultados deseados. ¿Todavía no te has propuesto ganar la batalla a los signos del envejecimiento?

patas de gallo Soluciones para las patas de gallo

Botox, otra alternativa quirúrgica a las patas de gallo

Por su parte, la toxina botulínica o botox, es una técnica no invasiva que proporciona una gran satisfacción en la lucha frente a las arrugas cutáneas como las patas de gallo o las líneas de expresión. En Opththalteam recomendamos siempre que estos tratamientos de cirugía sean llevados a cabo por equipos profesionales cualificados, como los que contamos en nuestra compañía. Somos una clínica que ofrece una atención integral para tus ojos. Estas medidas de las que estamos hablando, son sencillamente por conocer al detalle las estructuras nerviosas y musculares donde ha de emplearse el botox, así como la dosis establecida. Las infiltraciones de botox se hacen con una aguja muy fina, pero previamente, aplicamos anestesia en la zona a tratar.  La eliminación de las patas de gallo se hace con unas marcas que tienen forma triangular.

Otra de las alternativas al tratamiento de las patas de gallo que mencionábamos anteriormente son los peelings químicos. A base de una exfoliación intensa, vamos renovando las capas de la dermis. Así, las arrugas suaves como las patas de gallo, van eliminándose poco a poco.

Mientras que la blefaroplastia, se utiliza principalmente en personas de edad avanzada, cuyas patas de gallo ya son más pronunciadas. Pero, no solamente tenemos este problema de arrugas suaves, sino que también les afecta a los párpados y las bolsas en los ojos. Gracias a la blefaroplastia procedemos a estirar la parte afectada.

 

Clínica Oftalmológica Ophthalteam

Especialistas en Cirugía Estética Ocular, Párpados y Vía Lagrimal.

Posts Relacionados