Una de nuestras especialidades, como centro de oftalmología situado en Madrid que ofrece una atención integral para sus ojos, es la de los denominados como: ejercicios de terapia visual. Nuestro equipo de profesionales os atenderá para conocer las disfunciones de la visión binocular que os están afectando. Nos estamos refiriendo a la acomodación, los desplazamientos oculares, el estrabismo, los obstáculos en temas de aprendizaje, la ambliopía, etc.

¿Cuál es la finalidad de las prácticas de terapia visual? ¿Para qué sirven exactamente? Su función es, cambiar a base de la experiencia, los diferentes modelos de comportamiento visual que estábamos realizando hasta ahora. Los pacientes de Ophthalteam consiguen educar su vista a través de nuevas habilidades para progresar en las actuaciones visuales y perceptuales.

Terapia visual y descanso de los músculos oculares

En la actualidad, la mayoría de los trabajos se desarrolla sentado y mirando a una pantalla de ordenador durante aproximadamente 8 horas. Nuestros ojos sufren, y muchas personas, han tenido que empezar utilizar gafas. Para que lo entendamos mejor, en los globos oculares, hay un total de seis músculos extraoculares y dos intraoculares como el iris y el cuerpo ciliar. Cuando esta musculatura siente el cansancio, precisan de un tratamiento como la terapia visual específico. Después, ya volvemos al orden nuevamente.

Una de las preguntas que suelen hacernos los pacientes que acuden por primera vez a Ophthalteam es ¿a qué edad se recomiendan las terapias visuales? Desde los cinco años en adelante, ya que en niños de menor edad, es más difícil dar una serie de órdenes que entiendan perfectamente. Los oftalmólogos deben adaptar sus conocimientos a las diferentes edades de las personas que están tratando. Solamente así lograrán el éxito profesional.

terapia-visual

 

Cuando pensamos en los diferentes entrenamientos de terapia visual, ¿sabemos exactamente qué síntomas son los que alivia? A continuación, vamos a enumerar algunos. Visión borrosa, tanto de cerca, como de lejos. Dolores de cabeza, tras un duro día en el trabajo. Estas dolencias se producen a última hora de la tarde. Cuando sentimos los ojos con ciertos picores o quemados. Por supuesto, la fatiga ocular, de la que ya hablamos.

También cuando nos mareamos en medios de transporte como: autobúses, trenes o barcos. ¿Os ha pasado alguna vez que os cuesta leer más de la cuenta? Este también es un ejemplo de los síntomas para los que trabaja la terapia visual.

Entrenamientos de terapia visual para nuestras rutinas

Es decir, los ejercicios de terapia visual, son aquellos que no solamente se centran en los dolores oculares sencillos alrededor de los ojos, sino a todo lo que influye en nuestro día a día. Por ejemplo: el rendimiento escolar, la visión doble o el sueño al leer. Es decir, que caigamos rendidos, pese a que hemos dormido suficientes horas por la noche.

Desde Ophthalteam, queremos hacer hincapié en que la terapia visual, no hay que confundirla con los tratamientos encaminados a perfeccionar dolencias como la hipermetropía. Los entrenamientos con los que trabajamos sirven para mejorar en las habilidades lectoras de los niños con dificultades de visión, pero no tienen nada que ver con la dislexia.

Toda terapia visual empieza con una prueba completa de la vista. En ella, valoramos la agudeza visual, que se refiere a el grado de claridad visual. Además, valoramos la posibilidad de la existencia de un ojo vago o la insuficiencia de convergencia, que nos dificulta la posibilidad de enfocar un objeto que está cerca. Estos trabajos de terapia visual suelen ser de una hora de duración. Los pacientes vienen una o dos veces por semana.

Clínica Ophthalteam, tú clínica.