Tipos de cataratas

En nuestro post anterior, hablando de la cirugía de cataratas en Madrid, comentábamos que los tipos principales son los siguientes: seniles, congénitas, metabólicas, traumáticas y tóxicas. Hoy queremos profundizar en otra clasificación.

Queremos hacer una mención aparte a las cataratas metabólicas. Son las que pueden derivarse de un problema de diabetes. Se las conoce también como cataratas en copo de nieve. Aunque normalmente asociamos este problema a personas de edad avanzada. En este caso pueden afectar a personas jóvenes, incluso niños. Son casos de diabetes que no está bien controlada y que provoca hiperglucemias extremas. Por eso, algunos diabéticos jóvenes dependientes de la insulina desarrollan ocasionalmente cataratas metabólicas que pueden llegar a disminuir o desaparecer cuando se controla la glucemia.

Para esta clasificación en la que encontramos los tipos de cataratas metabólicas o seniles se atiende a su causa. Pero se pueden diferenciar, además, según la zona del ojo a la que afecten, dependiendo de la zona del cristalino que sufra la opacidad:

Cataratas nucleares

En estas, es el núcleo o centro del cristalino el que está principalmente opacificado. La catarata nuclear tiende a evolucionar lentamente y afecta más a la visión lejana que a la cercana. Son las más comunes y suelen ir asociadas a la edad. 

Dicho de otro modo, la catarata nuclear es la opacidad del núcleo del cristalino. Muchas veces es un proceso normal del envejecimiento. Este proceso es lento, generalmente comienza alrededor de los 50 años y evoluciona hasta los 70-75 años.

Síntomas de las cataratas nucleares: 

  • Reducción progresiva del contraste (sobre todo cuando hay poca luz).
  • Reducción de la intensidad de los colores.
  • Dificultad para reconocer la cara de la gente.
  • Dificultad en la visión de objetos pequeños (matrículas de los coches, señales de la calle, letreros).

glaucoma y cataratas Tipos de cataratas

Cataratas corticales

En estas, se opacifica la corteza o envoltura del cristalino. Son menos comunes que las nucleares y afectan más a la visión de cerca. No suelen presentar síntomas hasta que afectan al eje visual o a una parte importante del córtex de la catarata. Durante el día, este tipo de cataratas no interfieren tanto por la contracción del iris que hace que tengamos la pupila más pequeña.

Síntomas de las cataratas corticales:

  • Dispersión de la luz al mirar un punto luminoso.
  • Deslumbramientos al conducir, sobre todo por la noche.
  • Dificultades en la lectura.

Cataratas subcapsulares posteriores

Se desarrollan en la capa más externa del cristalino: la cápsula posterior. Suelen progresar con bastante rapidez y van acompañadas de deslumbramientos.             

Síntomas de las cataratas subcapsulares posteriores:

  • Este tipo de cataratas afectan más en condiciones de buena luminosidad y ocasionan menos problemas en ambientes menos luminosos porque la pupila está más dilatada.
  • Dificultad para conducir durante el día.
  • Dificultad para leer.                                                                                                                                    

Para saber a qué tipo de catarata se enfrenta, un oftalólogo en Madrid ha de hacer un examen profundo valiéndose de una lámpara de hendidura. Todo lo detectado irá a parar a la historia clínica oftalmológica de cada paciente. Con este instrumento se puede valorar la progresión de la catarata en el tiempo. Es clave para determinar el tipo de catarata del que se trata y el grado de afectación del ojo. Con esta información en la mano se valorará cuál es  la técnica quirúrgica más adecuada para eliminar la catarata. 

De hecho, el diagnóstico en  Ophthalteam se realiza a través de un examen oftalmológico estándar. Con la lámpara de hendidura que comentamos se examina el segmento anterior ocular y la dilatación pupilar. Todo para detectar la localización exacta, la densidad y la extensión de la opacidad de la catarata. Además, se trata de dar con otras alteraciones a nivel corneal o en el iris que puedan ayudar al especialista a adelantarse a posibles incidencias o complicaciones en el postoperatorio de cataratas.

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario