Tratamiento quirúrgico de la presbicia

La presbicia o vista cansada se define como la dificultad del paciente para ver de cerca. Las edades a las que más afecta esta patología son en torno a los 40 y 45 años, que es cuando la persona tiene un desarrollo profesional muy exigente, y esta dolencia afecta al desarrollo de su vida laboral. Pero, ¿por qué se produce la presbicia? Con el paso de los años, el cristalino comienza a perder elasticidad. De esta forma, empezamos ya con las dificultades para enfocar objetos a diferentes distancias. Así, ya no podemos ver con total claridad los elementos que tenemos más cerca y debemos alejarlos para verlos con mayor claridad. Este sería uno de los síntomas que observamos.

Otro de los indicios de vista cansada se produce mismamente al leer. Antes podíamos hacerlo cómodamente sin la ayuda de gafas, pero ahora para ver bien de cerca, necesitamos un tipo de acomodación nueva. El cristalino ya no hace la misma función de enfocar por igual a todos los cuerpos que observamos a diario. Además, todas aquellas personas que trabajen habitualmente con ordenadores en la oficina, son las que más sufren de esta dolencia al estar el ojo totalmente centrado en enfocar a la pantalla que desprende luz. El cansancio ocular se manifiesta mediante el picor, irritación y sequedad los ojos. Aplicar cada día por las mañanas lágrima artificial, también ayuda. Así, la secreción lacrimal no se ve reducida al forzar la vista.

presbicia o vista cansada

Operación de presbicia mediante lentes multifocales

El tratamiento quirúrgico de la presbicia se hacía anteriormente mediante la cirugía refractiva que sirve para tratar defectos visuales como: miopía, hipermetropía o astigmatismo. Sin embargo, esta técnica no hace el efecto deseado con la vista cansada. Por lo tanto, ¿cuál es la solución más adecuada para pacientes 45 y 50 años que quieran dejar atrás el uso diario de gafas? Las lentes intraoculares multifocales son las más adecuadas para sustituir el cristalino endurecido.

Así, cada vez que vayamos a leer el periódico mientras tomamos un café, o decidamos empezar una novela en casa, o bien salgamos a la compra y consultemos los precios de los alimentos, todas estas actividades, ya no supondrán un problema. Gracias a la lente intraocular multifocal, no solamente corregimos la presbicia, sino también la hipermetropía y miopía.

¿Qué pacientes pueden utilizar habitualmente las lentes mutifocales? Las personas de edad avanzada que vayan a realizar una intervención de cataratas y aprovechen además para corregir la presbicia. También se pueden operar aquellas pacientes que ya no quieran utilizar las gafas para ver de cerca. Y por último, los más jóvenes, de menos de 40 años.

Intervención de presbicia o vista cansada

La operación quirúrgica de presbicia es muy similar a la cirugía de cataratas. La duración aproximada es entre 10 y 15 minutos. Los doctores de la clínica Ophthalteam lo que hacen en primer lugar es introducir unas gotas para dilatar la pupila. Después, ponemos unas gotas de anestesia y sedación suave, en caso de que el paciente esté muy nervioso y convenga tranquilizarlo durante la intervención.

Después, los oftalmólogos deben hacer unas incisiones en el ojo de 3 menos tres milímetros. Para que el cristalino deje de estar endurecido, debemos de introducir ultrasonidos fríos. Una vez que el saco del cristalino quede limpio, se introduce el nuevo, es decir, la entre intraocular multifocal por medio de una incisión muy pequeña que ya hemos realizado previamente al sacar el cristalino.

Tras la cirugía, ¿qué cuidados postoperatorios necesita el paciente? Colirios con antibióticos, descanso y evitar realizar esfuerzos físicos. Lo que si podemos es ver la televisión, leer, caminar  o desplazarse en medios de transporte como el tren o autobús.

Posts Relacionados