Últimos avances en cirugía y presbicia

En Ophthalteam, como centro especializado en la atención integral para sus ojos, nos encargamos de hacer más fácil la vida de nuestros pacientes. Sabemos que los años pasan para todos, y una de las dolencias más comunes, es la presbicia que comienza entre los 40 y 45 años de edad. El punto álgido se da en personas mayores de 50. Se trata de personas en edad laboral que tienen una actividad constante en su día a día y necesitan soluciones rápidas. Bien sea, mediante el uso de gafas o lentes de contacto, o por medio de la cirugía.

¿Cuáles son las causas por las cuales la presbicia llega a nuestras vidas? Se produce cuando no podemos ver con claridad los objetos cercanos. El cristalino empieza a perder elasticidad. Gracias a ella, podemos modificar la forma de orientar los objetos a diferentes distancias. La falta de elasticidad es el comienzo de un proceso de deterioro que llegará hasta lo que conocemos como cataratas.

Manifestaciones físicas de la presbicia

Otra de las preguntas que queremos responder en el siguiente artículo de nuestro blog es: ¿qué sienten exactamente los pacientes que tienen presbicia? No pueden observar con claridad los objetos cercanos. Necesitan alejarlos o aumentar la iluminación para verlos mejor. Estos síntomas a los que estamos haciendo referencia aparecen mucho antes en pacientes hipermétropes y después en los emétropes (los que no utilizan gafas para la visión lejana) y por último, en los miopes.

Los avances médicos en el ámbito de la oftalmología hacen que hoy en día sea posible la rectificación quirúrgica de la presbicia con las lentes intraoculares multifocales. Con este tipo de cristal subsanamos no solo la presbicia, sino también la miopía o hipermetropía que tuviera el paciente. Gracias a esta intervención podemos ver bien de lejos y de cerca. Simples gestos de la vida cotidiana que con anterioridad parecían misión imposible, pueden realizarse sin problema. Por ejemplo: leer el periódico, ir de compras al supermercado o leer los precios de los artículos sin dificultades.

presbicia-operacion

Edades y dolencias de los pacientes con presbicia

Una buena alternativa para la cirugía de la presbicia es operarse de las cataratas y así, se corrige también la presbicia. Para aquellos que no tienen cataratas, pero que quieren dejar a un lado las gafas de cerca, independientemente de que padezcan miopía o hipermetropía. Y por último, personas jóvenes de menos de 40 años con cataratas congénitas o unilaterales, que se han producido en base a un traumatismo.

¿Qué clases de lentes empleamos en Ophthalteam para la cirugía de la presbicia? Disponemos de dos tipos: multifocales distractivas, que son aquellas que tienen dos focos. Uno para ver de lejos y otro de cerca. Lo que suelen notar en ciertas ocasiones los pacientes es una visión con mayores dificultares en distancias intermedias. Y después, las lentes acomodativas, que se emplean para distancias lejanas y medias.

En cuanto a la intervención de la cirugía de la presbicia tiene una duración aproximada de entre 10 a quince minutos. Previamente, el paciente necesita dilatar la pupila y para ello, se colocan unas gotas que funcionan como anestesia. Puede suceder que los nervios nos jueguen una mala pasada y necesitemos una sedación complementaria. Después, procedemos a hacer la incisión de menos de 3 milímetros para que la sonda de ultrasonidos se encargue de disolver el cristalino. Luego se incrusta el cristalino artificial. La herida que hemos generado no precisa de ningún tipo de sutura.

Como recomendaciones extra en el postoperatorio de la cirugía de la presbicia insistimos en la aplicación de los colirios con antibióticos, no presionar en el ojo, ni hacer esfuerzos físicos. Si que se puede ver la televisión o caminar.

Posts Relacionados